Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene anemia

Niño pequeño sentado en el regazo de su madre. La madre sostiene un oso de peluche. El proveedor de atención médica está preparando todo para tomar una muestra de sangre del brazo del niño.

La anemia es una enfermedad que se produce cuando en la sangre no hay una cantidad suficiente de glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos son importantes porque contienen hemoglobina, una proteína que les permite transportar oxígeno por todo el cuerpo. La anemia leve puede causar que su hijo se sienta muy cansado o tenga menos energía de lo normal. La anemia grave puede provocar muchos problemas de salud, así como afectar el crecimiento de un niño. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre las opciones de tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la anemia?

La anemia tiene muchas causas, tales como:

  • Producción insuficiente de glóbulos rojos

  • Destrucción excesiva de glóbulos rojos (hemólisis)

  • Pérdida de sangre (por motivos como una lesión, una operación o la menstruación)

  • Trastornos sanguíneos hereditarios

¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

Algunos niños no tienen ningún tipo de síntoma. De haberlos, los posibles síntomas son:

  • Palidez de la piel

  • Mal humor

  • Debilidad

  • Cansancio extremo

  • Falta de aire

  • Dificultades para realizar una cantidad normal de actividad física (intolerancia al ejercicio)

  • Pulso cardíaco acelerado

  • Mareos o desmayos

  • Ictericia (amarilleo de los ojos, la piel o la boca; orina de color marrón)

¿Cómo se diagnostica la anemia?

El proveedor de atención médica de su hijo examinará al niño y además hará preguntas sobre sus síntomas, su dieta y sus antecedentes de salud. Le harán varias pruebas, la mayoría de las cuales se realizan tomando una muestra de sangre de una vena del brazo, de un dedo o del talón. Algunas de estas pruebas son:

  • Un hemograma completo para determinar las cantidades de los distintos tipos de células en la sangre. Para el diagnóstico de la anemia es particularmente importante reunir información sobre los glóbulos rojos.

  • Un frotis sanguíneo para evaluar el tamaño y la forma de las células de la sangre. Para esta prueba se analiza una gota de sangre con un microscopio. Se agrega un colorante para hacer más visibles ciertas partes de la sangre.

  • Electroforesis de hemoglobina para evaluar las cantidades y los tipos de hemoglobina presentes en la sangre.

  • Estudios de hierro para determinar la cantidad de hierro presente en la sangre. El hierro es necesario para producir hemoglobina, por lo que la falta de este mineral puede provocar anemia.

  • Análisis del número de reticulocitos para determinar la cantidad de nuevos glóbulos rojos que se producen en la médula ósea.

¿Cómo se trata la anemia?

El tratamiento de la anemia de su hijo dependerá del tipo y la causa de la enfermedad, así como de la gravedad de los síntomas. El tratamiento puede comprender:

  • Cambios en la alimentación. Ciertos nutrientes pueden modificar la cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Por ejemplo, para producir glóbulos rojos el cuerpo necesita hierro. Si la anemia de su hijo se debe a la falta de hierro, se le indicará que aumente la cantidad de este mineral en la dieta de su hijo. Hay otros nutrientes que también pueden estar relacionados con la anemia, como por ejemplo la insuficiencia de folato y vitamina B12.

  • Medicamentos. Se recetan medicamentos para tratar una infección o enfermedad que pueda estar causando la anemia de su hijo.

  • Transfusiones de sangre. Se requieren transfusiones si el nivel de hemoglobina o el número de glóbulos rojos es lo suficientemente bajo como para causar síntomas físicos.

  • Extirpación quirúrgica del bazo (esplenectomía). El bazo almacena una cantidad adicional de sangre y ayuda a eliminar del cuerpo los glóbulos rojos viejos. Aunque se realiza con menos frecuencia, la extirpación del bazo es un tratamiento indicado para ciertos tipos de anemia.

  • Trasplante de médula ósea. En raras ocasiones se administra este tratamiento si el cuerpo no puede producir suficientes células sanguíneas sanas. En el trasplante se reemplazan las células enfermas de la médula ósea por células sanas provenientes de un donante compatible.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

  • La mayoría de los niños se recupera de la anemia sin ningún efecto a largo plazo.

  • En ciertos niños, la anemia puede ser una afección de por vida. En casos de leves a moderados, el niño debe acudir regularmente al proveedor de atención médica para que le realice los análisis de rutina y le ayude a controlar los síntomas.

  • En casos graves, los niños necesitan tratamiento y cuidados de apoyo continuos. Colabore con el proveedor de atención médica de su hijo para aprender todo lo que pueda sobre la afección del niño y las maneras de ayudarlo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.