Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad pulmonar crónica, Cuidado diario: para los cuidadores

Con la enfermedad pulmonar crónica, incluso levantarse de la cama o acostarse puede causar dificultades para respirar. Lidiar con las limitaciones físicas de esta enfermedad puede ser difícil tanto para el paciente como para el cuidador. Pero ambos pueden tomar las medidas necesarias para simplificar su rutina diaria.

Una vida más sana

La actividad física y una alimentación sana ayudarán a ambos a mantenerse en buen estado de salud.
Aquí tiene algunas ideas:

  • Anímense mutuamente para mantenerse activos. El personal de rehabilitación pulmonar enseña a los pacientes los ejercicios adecuados. Ustedes también pueden hacer actividad física juntos. Por ejemplo, salir a caminar es una buena manera de fomentar la circulación del oxígeno en el cuerpo.

  • Obtenga ayuda para planificar y preparar las comidas. Las personas con enfermedad pulmonar crónica pueden requerir dietas especiales. Cuando ambos necesitan un descanso, pidan a sus familiares o amigos que les ayuden a cocinar. O bien consideren la posibilidad de usar un servicio de entrega de comida a domicilio.

Mujer que coloca una silla de ducha en el compartimiento de la ducha. En la pared, hay una barra para sostenerse. La ducha cuenta con un duchador manual. Aumente la seguridad dentro de la vivienda

Incluso unos pocos cambios pueden aumentar la seguridad en la casa. Siga estos consejos:

  • En el baño, modifique la ducha o la bañera para aumentar la seguridad. Adquiera un banquito a prueba de agua y una ducha de mano. Instale agarraderas para que le sea más fácil entrar y salir de la bañera.

  • En la habitación, mantenga una mesita de noche o algún tipo de mueble cerca de la cama. Coloque los medicamentos, agua y artículos importantes en la mesita para tenerlos al alcance de la mano.

  • En la cocina, asegúrese de que los artículos de uso frecuente, como los platos y los cubiertos, estén al alcance de la mano.

  • En los pasillos, instale pasamanos para agarrarse. Asimismo, mantenga los pasillos, escaleras y entradas bien iluminados y libres de objetos que estorben.

Si usted o el paciente fuman

Fumar empeora los síntomas y daña la salud. Si uno de ustedes fuma, éste es el momento de dejarlo. Hable con un proveedor de atención médica o llame a la American Lung Association para informarse sobre los programas para dejar de fumar. Además, siga estos consejos:

  • Pregunte acerca de medicamentos o terapias de sustitución de la nicotina (parches o chicles de nicotina). Estos productos pueden ayudar a calmar el deseo urgente de fumar.

  • Haga una lista de las razones por las que desea dejar de fumar. Mantenga a mano esta lista y léala a menudo.

  • Haga una lista de los lugares, sensaciones y cosas que le provocan ganas de fumar y planifique cómo evitar estos desencadenantes.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.