Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El tratamiento de los problemas de tiroides

Su médico especialista en la tiroides (endocrinólogo) le diagnosticó un trastorno de esta glándula y colaborará con usted para diseñar un plan de tratamiento. Aunque no tenga síntomas, es importante que busque la atención adecuada. Los siguientes son los trastornos de tiroides más comunes y sus correspondientes tratamientos.

Hipotiroidismo

Se presenta cuando la tiroides tiene menos actividad de la normal y no existe una cura para esta afección. Sin embargo, el tratamiento puede aliviar la mayoría o todos los síntomas. El tratamiento para el hipotiroidismo implica tomar pastillas de hormona tiroidea todos los días.

  • Esas pastillas reemplazan la hormona que su glándula tiroides no produce. Posiblemente necesite tomar una pastilla de hormona diariamente por el resto de su vida. Con el tiempo, quizá deban ajustarle la dosis. Los efectos secundarios son mínimos si la dosis es correcta. Sin embargo, si la dosis es demasiado alta, es posible que usted tenga síntomas como los causados por el exceso de actividad de la tiroides (por ejemplo, nerviosismo, irritabilidad, latidos acelerados, temblores, dificultades para dormir o cabello quebradizo). Si la dosis es demasiado baja, es posible que usted tenga síntomas como los causados por una actividad insuficiente de la tiroides (por ejemplo, piel seca, fatiga, pérdida de las energías o problemas con la memoria). Asegúrese de avisarle a su proveedor de atención médica si observa cualquier síntoma de problemas de tiroides.

Hipertiroidismo

Se presenta cuando la tiroides tiene más actividad de la normal. Los tres tratamientos principales para el hipertiroidismo pueden administrarse por sí solos o junto con betabloqueantes (medicamentos que pueden reducir los síntomas causados por el exceso de hormona tiroidea).

  • Los medicamentos antitiroideos pueden reducir la cantidad de hormona tiroidea producida por su glándula tiroides. Las reacciones a estos medicamentos son poco frecuentes, pero pueden incluir una disminución peligrosa de la cantidad de glóbulos blancos y daño al hígado. Consulte con su especialista en trastornos de la tiroides para obtener más información.

  • La ablación con radioyodo es el tratamiento más frecuente del hipertiroidismo. Implica tomar una dosis de yodo radiactivo en pastilla o en líquido. Este tratamiento destruye las células de la tiroides que están produciendo demasiada hormona. La ablación con radioyodo puede traer como consecuencia la necesidad de tomar pastillas de hormona tiroidea a diario.

  • La cirugía de extirpación parcial o total de la glándula tiroides puede ser un tratamiento eficaz para el hipertiroidismo. Después de su cirugía, es posible que tenga que tomar pastillas de hormona tiroidea todos los días.

Nódulos

Si usted tiene nódulos benignos, quizás no requiera tratamiento inmediato. En cambio, es posible que su médico le sugiera realizarse exámenes periódicos y ecografías para ver si los nódulos aumentan de tamaño. Si necesita tratamiento, puede consistir en lo siguiente:

  • Cirugía para tratar los nódulos malignos o benignos que están provocando los síntomas (por ejemplo, ahogo o dificultad para tragar).  La operación consiste en la extracción total o parcial de su glándula tiroides. Después de la cirugía, tal vez le hagan una ablación con radioyodo (radioterapia con yodo), y luego es posible que necesite tomar pastillas de hormona tiroidea todos los días.

  • Si es un nódulo tiroideo benigno el que está causando la hiperactividad de la tiroides, su proveedor de atención médica puede tratarIo con yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos.  Si esos tratamientos no funcionan, entonces es posible que sea necesario realizar una cirugía.

 

La ablación con radioyodo: datos que debe saber

Este tratamiento es muy seguro; su médico le explicará sus riesgos y posibles complicaciones. Es probable que reciba el yodo en el hospital y regrese a casa el mismo día. El riesgo al que se exponen usted y los demás por la radiación es muy bajo. Sin embargo, quizás necesite mantenerse alejado de otras personas por varios días. Durante ese período, es muy importante que evite acercarse a los niños y a las mujeres embarazadas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.