Evaluación de los trastornos de la tiroides - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Evaluación de los trastornos de la tiroides

Su médico sospecha que usted tiene un trastorno de la glándula tiroides. Los trastornos de la tiroides pueden ser bastante fáciles de diagnosticar. Es probable que su médico evalúe su historia clínica, le haga un examen médico, y ordene análisis de sangre; tal vez le hagan también pruebas adicionales. Según los resultados, su médico podría remitirlo a un endocrinólogo (especialista en tiroides) o a un cirujano.

Historia clínica

Su médico le hará preguntas acerca de los síntomas que usted haya notado, como los cambios en la temperatura del cuerpo, el peso y el nivel de energía. Informe a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando y si alguna vez lo han operado de la tiroides. Además, mencione si tiene antecedentes familiares de problemas de la tiroides, o si está embarazada o buscando el embarazo. Dígale a su médico también si alguna vez ha recibido un tratamiento de radioterapia en la cabeza o el cuello.

Examen médico

Después de tomar su historia médica, le harán un examen médico. Le palparán el cuello para determinar si su glándula tiroides ha cambiado de forma o de tamaño. Además, el médico podría examinar si hay alteraciones de la frecuencia cardíaca, los reflejos, la fuerza muscular o la textura de la piel.

Análisis de sangre

Su médico ordenará análisis de sangre, que podrían incluir los siguientes:

  • Una prueba de TSH (hormona estimulante de la tiroides) ayuda a determinar cuánta de esta hormona está produciendo la glándula pituitaria. Esta prueba se usa para ayudar a diagnosticar o evaluar la mayoría de los problemas de tiroides.

  • Una prueba de T4 ayuda a determinar cuánta de la hormona tiroidea (T4) está presente en la sangre. Por lo general, esta prueba se utiliza para diagnosticar el hipertiroidismo.

Otras pruebas de diagnóstico

Según cuáles sean los resultados de su examen y de los análisis de sangre, es posible que le hagan otras pruebas de diagnóstico como:

  • Las pruebas de anticuerpos contra la tiroides son análisis de sangre para determinar si hay problemas en el sistema inmunológico. Estas pruebas suelen realizarse si se sospecha el hipotiroidismo o el hipertiroidismo.

  • La ecografía emplea ondas de sonido para crear una imagen que muestra el tamaño y la forma de la glándula tiroides. Suele emplearse si se sospecha la existencia de un nódulo (una masa en la tiroides) o bocio (agrandamiento de la tiroides).

  • La prueba de captación de yodo radiactivo determina la cantidad de yodo que absorbe la glándula tiroides, y suele utilizarse si se sospecha hipertiroidismo.

  • La exploración de la tiroides es una prueba con imágenes que puede mostrar si la glándula está produciendo demasiada hormona tiroidea. Suele realizarse si se sospecha hipertiroidismo.

Aspiración con aguja fina

Si usted tiene un nódulo, es posible que le hagan una aspiración con aguja fina (FNA por sus iniciales en inglés). Se trata de una biopsia, un procedimiento en el que se extrae una muestra de células. La FNA es la mejor prueba para determinar si las células de la tiroides son cancerosas. El médico utiliza una aguja para extraer células de la tiroides, que luego se analizan bajo un microscopio. Si se sospecha la presencia de cáncer, podrían realizarse otras pruebas para ayudar a determinar el tipo de tumor.

Riesgos y complicaciones de la FNA: Aunque son poco probables, pueden incluir molestias leves, sangrado e infección de la piel.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.