Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene encefalitis

La encefalitis es una inflamación del encéfalo en sí, causada en la mayoría de los casos por una infección viral.  La encefalitis es una afección rara. Si es muy leve, puede que pase inadvertida, pero los casos graves son serios y pueden poner en peligro la vida. Si usted sospecha que su hijo tiene encefalitis, comuníquese con el médico de inmediato. El tratamiento puede disminuir el riesgo de que su hijo tenga complicaciones a largo plazo y le ayudará a recuperarse. Proveedor de atención médica tomándole la temperatura en forma oral a un niño que está recostado en una cama de hospital.

Se necesita atención de hospital para el tratamiento de la encefalitis.

¿Cuáles son las causas de la encefalitis?

La encefalitis puede ser causada por bacterias, pero más comúnmente se debe a un virus. Los virus tales como los que causan la gastroenteritis viral (stomach flu), la varicela, las ampollas de fiebre u otras infecciones virales infantiles, a veces pueden también ocasionar encefalitis. Raramente, la encefalitis también puede surgir en niños que han contraído ciertas infecciones a través de una picadura de insecto o una mordedura o rasguño producido por un animal. Asimismo pueden causar encefalitis los virus transmitidos por mosquitos y otros insectos que chupan la sangre. Este tipo de virus pueden provocar infecciones tales como la fiebre del Nilo Occidental, la encefalitis de La Crosse, la encefalitis de St. Louis, la encefalitis equina occidental y la encefalitis equina oriental. Los mosquitos propagan el virus de los animales, como las aves, las ardillas o los caballos, a los humanos. Los síntomas puden aparecer desde unos pocos días a un par de semanas después de la exposición. En algunos casos, la encefalitis puede producirse algunas semanas después de la infección viral. Esto sucede porque el sistema inmunológico, mientras atacaba el virus, atacó también, por error, el tejido del cerebro.

¿Cuáles son los síntomas de la encefalitis?

En los casos leves los síntomas pueden ser parecidos a los de la gripe; algunos de ellos son:

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Falta de apetito

  • Dolorimiento (dolor vago y generalizado)

  • Cansancio

En casos moderados o graves, los síntomas pueden ser:

  • Fiebre alta

  • Dolor de cabeza

  • Debilidad en los músculos, pérdida de sensación en algunas partes del cuerpo

  • Convulsiones o ataques

  • Confusión, pérdida de la memoria, cambios en la personalidad

  • Problemas para hablar, oír o ver

  • Náuseas o vómito

  • Somnolencia (modorra)

¿Cómo se diagnostica la encefalitis?

Si la encefalitis es grave, es probable que su hijo vea a un neurólogo pediátrico para el diagnóstico y el tratamiento. Se trata de un médico especializado en problemas neurológicos infantiles. El médico examinará a su hijo y le hará preguntas sobre la historia clínica del niño y sus síntomas. También podrían hacerle las siguientes pruebas:

  • Una punción lumbar para evaluar la salud del líquido cefalorraquídeo, que rodea el encéfalo y la médula espinal. Durante la prueba se adormece la piel de la parte baja de la espalda con anestesia local y se introduce una aguja en el canal medular, para extraer una muestra del líquido que luego se analiza en un laboratorio a fin de determinar si está infectado. También podría medirse la presión del líquido durante este procedimiento.

  • Una resonancia magnética o tomografía. Estas pruebas indoloras permiten obtener imágenes detalladas del encéfalo y determinar si está hinchado. Podría usarse un líquido llamado “medio de contraste” que permite ver el encéfalo con más claridad. Si es necesario le darán medicamentos a su hijo para ayudarle a mantenerse relajado e inmóvil durante las pruebas.

  • Análisis de sangre para evaluar si están presentes ciertos virus específicos.

¿Cómo se trata la encefalitis?

Los casos graves de encefalitis requieren hospitalización. El tratamiento consiste en administrar líquidos y medicamentos por vía IV (intravenosa). Puede que se observe a su hijo en el hospital hasta que le mejoren los síntomas. La duración total del tratamiento depende de cada niño según la gravedad de la infección. El médico hablará con usted sobre otras formas de tratamiento, si son necesarias.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Aunque los niños se pueden recuperar por completo, y en la mayoría d elos casos es así, en algunos casos quizás tengan problemas neurológicos crónicos como dificultades del aprendizaje, el razonamiento, el habla o los movimientos. Podrían recomendarle que lleve a su hijo a visitas de control periódicas con el médico, según el estado del niño. Es posible que a su hijo le receten cuidados de apoyo como la logopedia (terapia del lenguaje), la fisioterapia o la terapia ocupacional para ayudarlo si es necesario.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.