Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo necesita un sondaje intermitente limpio (SIL)

Los niños que tienen trastornos de las vías urinarias podrían necesitar un sondaje intermitente limpio (SIL). Esta técnica consiste en introducir un tubo (sonda) en la vejiga para vaciarla. Uno de los padres u otro adulto realizará el SIL hasta que el niño aprenda a hacerlo sin ayuda. Los niños pueden realizar sus propios SIL a partir de los 5 años.

Niño que coloca bolsas plásticas con catéteres dentro de una mochila. Una bolsa tiene una etiqueta que dice limpia y la otra, sucia.

¿Cómo se realiza el SIL?

El SIL se realiza introduciendo una sonda en la uretra (conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo). Una vez que la sonda llega a la vejiga, comienza a salir la orina. El SIL permite que la vejiga se vacíe por completo. Una vez que la vejiga esté vacía, se retira la sonda.

¿Por qué se requiere el SIL?

El SIL ayuda a vaciar la vejiga de su hijo y, se realiza regularmente, a prevenir lo siguiente:

  • Infecciones de las vías urinarias

  • Daños a los riñones o la vejiga

  • Expulsiones involuntarias de orina (incontinencia urinaria)

Es normal sentir nerviosismo

Al principio, la idea de insertar una sonda en la uretra de su hijo podría darle miedo tanto a usted como al niño. Pero el equipo de atención médica de su hijo les ayudará y enseñará a realizar el SIL. Y, a medida que se vaya haciendo más independiente, su hijo podrá comenzar a hacerse los SIL. Para empezar, haga que su hijo se lave las manos y reúna la sonda y los demás materiales necesarios. Cuando el niño se sienta preparado, el proveedor de atención médica puede enseñarle a hacerse el SIL.

¿Con qué frecuencia se realiza el SIL?

Realice el SIL con la frecuencia indicada. Si su hijo si está durmiendo, no lo despierte para hacerle un SIL a menos que le hayan indicado que lo haga. Realice el SIL de su hijo cada 3-4 horas.

La sonda de su hijo

Las sondas están hechas de plástico blando y flexible, y vienen en muchas formas y tamaños. Algunas son desechables y se tiran después de usarse, mientras que otras se pueden volver a utilizar muchas veces siempre y cuando se laven correctamente. El proveedor de atención médica de su hijo escogerá la sonda más adecuada para el niño. Si su hijo usa sondas reutilizables, pregúntele al proveedor de atención médica del niño con qué frecuencia debe reemplazarlas. Siga las instrucciones del proveedor de atención médica al pie de la letra.

Cómo usar una sonda

Al realizar un SIL, siga estos pasos:

Paso 1: Prepárese

  • Reúna sus materiales. Necesitará lo siguiente:

    • Una sonda

    • Lubricante o agua estéril

    • Pañuelitos desechables o una toalla pequeña

    • Recipiente donde colocar la sonda usada

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón.

Paso 2: Si es necesario, lubrique la sonda

Es posible que este paso no sea necesario en el caso de niñas.

Paso 3: Introduzca la sonda

Si se trata de un niño:

  • Límpiele la punta del pene con un pañuelito desechable o una toalla pequeña.

  • Sostenga el pene por los dos lados, alejado del cuerpo.

  • Introduzca suavemente la sonda hasta que comience a salir la orina, luego siga avanzándola un poco más.

  • Sostenga la sonda en su posición hasta que la vejiga esté completamente vacía.

Si se trata de una niña:

  • Encuentre el orificio uretral, que está situado debajo del clítoris y encima de la vagina.

  • Una vez que encuentre el orificio uretral, limpie la zona con un pañuelito desechable o una toalla pequeña.

  • Introduzca suavemente la sonda hasta que comience a salir la orina, luego siga avanzándola un poco más.

  • Sostenga la sonda en su posición hasta que la vejiga esté completamente vacía.

Paso 4: Retire la sonda

  • Retire la sonda lentamente.

Paso 5: Después del SIL

  • Si usó una sonda desechable, tírela a la basura.

  • Si usó una sonda reutilizable, enjuáguela, séquela y colóquela en un recipiente, como por ejemplo una bolsa plástica resellable.

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón.

Consejos para realizar SIL efectivos

  • Coloque dos bolsas plásticas resellables en la mochila de su hijo, una que diga “Limpias” y la otra “Sucias”. De esta forma su hijo podrá guardar las sondas reutilizables correctamente.

  • Los niños que sean capaces de hacerlo deben aprender a realizarse los SIL desde el preescolar; de esta forma, no tendrán que depender de la asistencia de una enfermera.

  • En lo posible, las niñas deben tratar de no necesitar espejos para encontrar la uretra.

  • Tenga presente que, al principio, es posible que su hijo sienta molestias. Aunque esto depende del niño, las molestias suelen durar unos 3 días en los varones y entre 1 y 2 días en las niñas.

  • Cumpla rigurosamente con el horario de sondaje.

  • Asegúrese de que su hijo no esté evitando tomar líquidos para tratar de esquivar el sondaje. Es preciso seguir el horario incluso si el niño bebe cantidades escasas de líquido.

Estrategias de adaptación 

La idea de realizarle un sondaje regularmente a su hijo puede resultarle abrumadora. Es posible que usted sienta enojo o tristeza por el hecho de que su hijo necesite el SIL, y quizás lo vea como la pérdida de libertad o normalidad para el niño y el resto de su familia. Esto es normal. Pero conforme comience a realizar los SIL, es probable que se sienta más y más conforme con la idea. Y en el caso de su hijo, los SIL se convertirán en una parte normal de sus actividades cotidianas. Tenga en mente además que usted cuenta con ayuda. El proveedor de atención médica de su hijo le enseñará a hacer los SIL; cuando llegue el momento apropiado, el niño aprenderá a hacerse sus propios SIL. Mientras tanto, es fundamental para el tratamiento y el desarrollo emocional de su hijo que usted le brinde su apoyo y tenga paciencia. Contribuya al éxito de su hijo cerciorándose de que el niño se atenga al horario de vaciado de la vejiga.

 Llame al proveedor de atención médica si su hijo sano tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Su hijo menor de 3 meses tiene fiebre de 100.4 ºF (38 ºC) [rectal] o más alta

  • Su hijo de 3 a 36 meses tiene fiebre de 102 ºF (39 ºC) [rectal] o más alta

  • Su hijo de cualquier edad tiene fiebre de 103 ºF (39.4 ºC) o más alta

  • Fiebre que dure más de 24 horas en un niño menor a 2 años o 3 días en un niño mayor a 2 años

  • Su hijo ha tenido convulsiones causadas por la fiebre.

  • Sangre en la orina (es normal que haya una mínima cantidad de sangre)

  • Orina maloliente

  • Material arenoso (sedimento) en la orina

  • Dolor en la parte baja de la espalda o el abdomen

  • Dificultad para introducir la sonda

  • Mayor dolor al introducir la sonda 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.