Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si su hijo tiene reflujo vesicoureteral

A su hijo le diagnosticaron reflujo vesicoureteral (RVU), una afección de las vías urinarias. El RVU no causa dolor y puede ser tratado o controlado. En algunos casos, la afección le desaparece al niño con la edad. El proveedor de atención médica de su hijo le dará más información sobre las opciones más adecuadas para el niño.

¿Qué es el RVU?

Un conducto, llamado “uréter”, lleva la orina de cada riñón a la vejiga. Normalmente, el punto de conexión entre el uréter y la vejiga ayuda a expulsar la orina del cuerpo. En el RVU, esta conexión no funciona correctamente sino que permite que la orina fluya en retroceso (reflujo) hacia los riñones.

¿Cuáles son las causas del RVU?

Durante el desarrollo de su bebé en el vientre materno, el punto de conexión entre el uréter y la vejiga no se formó normalmente. No está claro por qué sucedió esta malformación, pero lo que sí se sabe es que usted no tuvo la culpa de que su hijo tuviera RVU. Hay ciertos factores que aumentan el riesgo de que ocurra el RVU en algunos niños; uno de ellos es los antecedentes familiares. Si usted o alguno de sus familiares tuvo RVU, es más probable que sus hijos también lo tengan. El proveedor de atención médica de su hijo podría recomendarle que haga examinar a sus demás niños para ver si tienen reflujo.

Grados del reflujo

Para determinar la gravedad del reflujo se utiliza un sistema de asignación de grados. Cuanto más alto el grado, más grave es el reflujo. En casos graves, es menos probable que el reflujo desaparezca por su cuenta.

  • Grado I: La orina retrocede únicamente hasta el uréter.

  • Grado II: La orina retrocede hasta el uréter y entra en la pelvis renal o el riñón.

  • Grado III: El reflujo es tal que causa la hinchazón (dilatación) del uréter y los cálices.

  • Grado IV: El uréter y los cálices están aún más dilatados que con el reflujo de grado III.

  • Grado V: El uréter y la pelvis renal se han dilatado enormemente; el reflujo es tan grave que modifica la forma de los cálices. El riñón completo termina agrandándose.

¿Cuáles son los síntomas del RVU?

El RVU puede no causar ningún síntoma, o bien presentar las siguientes señales:

  • Antecedentes de infecciones de los riñones

  • Fiebre de 101°F o más alta por una infección de las vías urinarias (IVU)

  • Hinchazón de uno o ambos uréteres y riñones

¿Cómo se diagnostica el RVU?

Es posible que el RVU se haya detectado en su bebé antes de nacer, durante una ecografía prenatal de rutina. Quizás los riñones o uréteres del bebé tenían un aspecto anormal. O bien, quizás se haya sospechado un RVU si su bebé recién nacido o niño tuvo una IVU. Para reunir más información sobre la salud de su hijo, el proveedor de atención médica le hará preguntas y le hará un chequeo al niño en busca de algún problema. Para obtener más información, podrían realizarse las siguientes pruebas:

  • Análisis de orina en busca de indicios de una IVU o de proteínas. La presencia de proteínas en la orina puede ser señal de enfermedad renal.

  • Una ecografía renal para ver si los riñones están hinchados.

  • Una cistouretrografía miccional (CUGM) para determinar si se está produciendo el reflujo y descartar trastornos de la funcionalidad. Además, la prueba permite al proveedor de atención médica determinar el grado de gravedad del reflujo.

  • Una cistografía con radionúclidos para ayudar a detectar el reflujo.

  • Una exploración renal con radionúclidos, para determinar si hay tejido de cicatriz en los riñones. Además, la prueba permite al proveedor de atención médica determinar la funcionalidad de cada riñón.

¿Cómo se trata el RVU?

El tratamiento dependerá de la edad del niño, el grado del reflujo, la frecuencia de infecciones y si hay tejido de cicatriz en los riñones. A menudo, el tratamiento tiene la finalidad de prevenir las infecciones del riñón mientras se espera que la afección desaparezca a medida que el niño crece. En algunos casos podría ser necesario que le hagan una operación a su hijo para corregirle el reflujo. Mientras se espera que el niño supere el RVU con la edad o que le hagan una operación para corregirlo, quizás su hijo tenga que hacer lo siguiente:

  • Tomar una dosis bajas de antibiótico (medicamento que previene las infecciones) todos los días.

  • Hacerse pruebas de control con la frecuencia indicada.

  • Recibir un tratamiento para el estreñimiento (imposibilidad de evacuar el excremento) si lo necesita.

  • Si es necesario, practicar la técnica de micciones programadas si el niño ya ha aprendido a usar el inodoro (lea a continuación).

Micciones programadas

La técnica de micciones programadas requiere orinar a un horario preestablecido, y permite a los niños que saben usar el inodoro vaciar la vejiga regularmente. De esta forma se pueden prevenir las infecciones y evitar las expulsiones involuntarias de orina. Para practicar esta técnica, su hijo tendrá que ir al baño a un horario fijo a lo largo del día. Su proveedor de atención médica le sugerirá la frecuencia con que su hijo debe orinar. Si tiene alguna disfunción miccional, el niño NO debe esperar hasta que necesite urgentemente orinar.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

En muchos casos, el RVU desaparece por su cuenta, porque la conexión entre el uréter y la vejiga sigue desarrollándose y funciona mejor conforme el niño crece. Además, el control de la vejiga de su hijo mejorará con la edad. Si el RVU se deja sin tratar, aumenta el riesgo de que se produzca una infección del riñón. El proveedor de atención médica de su hijo puede darle más información sobre los asuntos que debe tener en cuenta para el niño.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.