Seguridad para los niños en y cerca del agua - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Seguridad para los niños en y cerca del agua

Jugar en una piscina, en el mar o incluso en la bañera puede ser divertido y un buen ejercicio para los niños. Pero, ¿sabía usted que un niño pequeño puede ahogarse en nada más que una pulgada de agua? Cientos de niños se ahogan todos los años. Por lo tanto, es muy importante poner en práctica buenas medidas de seguridad en los lugares con agua. Estas son tres cosas importantes que usted puede hacer por la seguridad de su hijo:Vista superior de una piscina que muestra una cerca de cinco pies alrededor de toda la piscina. La cerca tiene una puerta que se cierra sola con una traba automática. Niño frente la cerca que no puede entrar.

  • Supervise siempre a su hijo cuando esté en el agua, aunque el niño sepa nadar.

  • Si tiene una piscina, use barreras múltiples para mantener al niño alejado de la piscina cuando usted no esté allí.  Una cerca alrededor de la piscina es una barrera ideal.

  • De ser posible, aprenda a dar reanimación cardiopulmonar (RCP).

Siga leyendo para obtener más información sobre cómo mantener a su hijo fuera de peligro en o cerca del agua.

Una manera fácil de contribuir a la seguridad de su hijo es aprender a dar reanimación cardiopulmonar (RCP). Esto por sí solo podría salvarle la vida al niño.

  • Todos los cuidadores, incluso los abuelos, deben saber dar RCP.

  • Para encontrar clases de RCP, consulte los cursos de su oficina local de la Cruz Roja en www.redcross.org/services/hss/courses o póngase en contacto con su departamento local de bomberos.

Consejos de seguridad al estar en el agua

  • Supervise a los niños en todo momento.

    • Debe haber una persona adulta cuya única función sea vigilar a los niños que están en el agua. Esta persona debe evitar hablar por teléfono, leer o cocinar mientras supervisa a los niños.

    • En el caso de niños pequeños, asegúrese de que un adulto esté siempre en el agua, como máximo a un brazo de distancia del niño.

    • Asegúrese de que todos los adultos que supervisan a los niños sepan nadar.

    • Preste atención especial a los niños que no sepan nadar. Asimismo, no confíe en los flotadores inflables para mantener al niño a flote. Utilice un chaleco salvavidas certificado por el Coast Guard. Y asegúrese de que el niño permanezca en agua poco profunda donde pueda tocar el fondo con los pies.

  • Inscriba al niño en clases de natación.

    • Las clases deben ser adecuadas al nivel de desarrollo del niño. La Academia Americana de Pediatría recomienda que se empiecen las clases de natación después de que el niño haya cumplido 4 años.

    • Asegúrese de que las clases son continuas y que las da un instructor capacitado.

    • Recuerde que un niño puede ahogarse aunque haya tomado clases de natación y sepa nadar. Tome precauciones de seguridad con todos los niños.

  • Asegúrese de que todos los niños sigan estas reglas al estar en el agua:

    • Puede bañarse únicamente en las zonas designadas para ello en las piscinas, lagos u otros lugares.

    • Debe nadar siempre acompañado de un amigo u otra persona, nunca solo.

    • Nunca debe correr cerca de una piscina.

    • No debe tirarse de cabeza al agua excepto donde esté indicado que puede hacerlo. Nunca debe tirarse de cabeza al agua si las reglas del lugar no lo permiten o si el agua tiene menos de 9 pies de profundidad. Nunca debe tirarse de cabeza en un río, en un lago o en el mar.

    • Debe obedecer al adulto que lo está supervisando y seguir siempre las reglas establecidas.

    • Si el niño ve que alguien está teniendo dificultades al nadar, no debe entrar en el agua, sino intentar encontrar algo que pueda lanzar a la persona para ayudarla, como un salvavidas.

  • Siga también estos consejos:

    • Los niños que tengan el pelo largo deben atarlo antes de entrar en una piscina para reducir la probabilidad de que se enrede en un desagüe.

    • Mantenga fuera de la piscina los juguetes que no esté usando para evitar que el niño trate de alcanzarlos en el agua desde el borde de la piscina.

    • Mantenga un teléfono cerca de la piscina para casos de emergencia.

    • No permita que los niños se bañen en lugares al aire libre durante tormentas eléctricas.

Seguridad en las piscinas

  • Piscinas normales (al nivel del suelo):

    • Use varias barreras, como cercas y puertas, alrededor de la piscina. Ninguna barrera es completamente efectiva, por lo que el uso de varias barreras puede dar un mayor nivel de seguridad.

    • Utilice una cerca de al menos 5 pies de alto por los cuatro lados. La cerca no debe permitir acceso a la piscina directamente desde la casa.

    • La cerca debe tener una puerta que se cierre automáticamente, con el cierre lo suficientemente alto para que esté fuera del alcance de los niños pequeños.

    • Instale alarmas de sonido fuerte en todas las puertas que den acceso a la piscina.

    • Diga a los niños que se mantengan alejados de los desagües de la piscina. Asegúrese también de que tiene un desagüe doble con válvula de seguridad. Esto significa que la bomba de drenaje se apagará si algún objeto se atasca en el desagüe. Use una tapa de desagüe aprobada para este fin.

  • Piscinas elevadas:

    • Siga las mismas recomendaciones sobre las barreras que para las piscinas normales (vea la sección anterior).

    • Asegúrese de no dejar en el agua las escaleras de mano cuando no estén usando la piscina.

    • Los niños no deben bañarse en jacuzzis o balnearios, ya que pueden sobrecalentarse o deshidratarse con facilidad. Si usted tiene algún tipo de jacuzzi, use una tapa con cerradura aprobada para este fin.

  • Mini-piscinas o tinas de plástico para niños:

    • Vacíelas después de cada uso aunque el agua sea muy poco profunda.

    • Supervise siempre a los niños incluso en este tipo de piscinas.

Otros consejos de seguridad sobre el agua

  • En su casa:

    • No use aparatos eléctricos cerca del agua.

    • Use cierres para el asiento del inodoro.

    • Vacíe el agua de los baldes y palanganas cuando no los esté usando. Guárdelos boca abajo.

    • Cubra con malla los estanques y otras fuentes de agua.

    • Elimine todos los charcos de agua en el patio.

  • En la playa:

    • Supervise al niño en todo momento.

    • Vaya solamente a playas que tengan socorristas de guardia.

    • Preste mucha atención a las olas que pueden tirar al niño y resultar en ahogamiento.

    • Preste atención a los desniveles en los que la profundidad del agua aumenta bruscamente y explique a los niños que deben mantenerse alejados de ellos.

    • Explique a los niños lo que deben hacer si se adentran demasiado en el agua: conservar la calma, mover las piernas hacia arriba y hacia abajo en el mismo lugar como si estuviera corriendo en el agua, y levantar un brazo para indicar que necesita ayuda.

  • En una embarcación:

    • Los niños deben tener puesto en todo momento un chaleco salvavidas aprobado por el Coast Guard. Antes de subir a la embarcación, pídales que practiquen la natación con el chaleco salvavidas.

    • No permita que un niño menor de 16 años maneje ningún tipo de embarcación o vehículo acuático motorizado, como una moto acuática.

En caso de accidente

Si su hijo tiene un accidente en el agua, cada segundo es importante. Haga lo siguiente de inmediato:

  • Grite pidiendo ayuda y saque al niño del agua con cuidado.

  • Si está capacitado para ello, comience a dar RCP y pida a alguien que llame al 911 o a los servicios de emergencia. Si no sabe dar RCP, el operador del 911 le explicará por teléfono cómo hacerlo.

  • Si está solo, transporte al niño hasta el teléfono y llame al 911. A continuación comience a dar RCP.

  • Obtenga siempre atención médica aunque el niño parezca encontrarse bien una vez reanimado.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.