Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Síndrome Compartimental, Riesgo De

En los brazos y las piernas hay unas láminas de tejido grueso llamado fascia, que separan distintos grupos de músculos y crean un espacio delimitado llamado compartimiento. Se produce el síndrome compartimental cuando un músculo se hincha demasiado dentro de este espacio. Ya que no es elástica, la fascia no se puede expandir. A medida que se hincha, el músculo se va comprimiendo más y más hasta el punto de que se retarda o incluso cesa el flujo de sangre en su interior. Este problema puede ocasionar daños a largo plazo; en casos graves, el músculo muere y se hace necesario amputar (cortar) el brazo o la pierna. 

La hinchazón que causa el síndrome compartimental suele deberse a lesiones resultantes de un accidente u otro traumatismo, que casi siempre va acompañado de fuerza y daños considerables. El ejercicio reiterado de alta intensidad también puede ocasionar el síndrome compartimental.

Si sospecha un síndrome compartimental, el proveedor de atención médica puede medir la presión del compartimiento afectado. En la zona afectada se introduce una aguja conectada a un medidor que produce lecturas de presión. Si se diagnostica el síndrome compartimental, se requiere una operación para aliviarlo antes de que los daños se vuelvan permanentes.

A causa de su lesión, es necesario que usted esté pendiente de los síntomas del síndrome compartimental (lea más adelante). El síndrome compartimental es una afección peligrosa que puede causar la muerte del músculo en cuestión de pocas horas. Llame a su médico y consiga tratamiento deinmediato si tiene cualquiera de los síntomas descritos más abajo.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: Podrían administrarle medicamentos para controlar la hinchazón y el dolor. Siga todas las instrucciones al tomar estos medicamentos. 

Para Ayudar A Reducir La Hinchazón:

  • El primer día, aplique una compresa de hielo envuelta en una toalla delgada sobre la zona lesionada durante 20 minutos cada 1-2 horas. Siga haciendo esto 3 ó 4 veces al día hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan.

  • Mantenga el brazo o la pierna con la lesión elevado por encima del nivel del corazón. Es esencial que haga esto durante las primeras 48 horas después de una lesión. Póngase almohadas debajo del brazo o pierna al sentarse o acostarse, y de noche mientras duerme.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

si tiene alguno de los siguientes síntomas del síndrome compartimental:

  • Dolor que empeora cuando usted estira, mueve o toca el músculo

  • Dolor que no responde a los medicamentos analgésicos o que empeora

  • Dolor desproporcionado al grado de la lesión

  • Piel brillante, hinchada y pálida sobre la lesión

  • Amoratamiento del pie o la mano más allá del nivel de la lesión

  • Disminución de la sensibilidad en el músculo lesionado

  • Debilidad excesiva del músculo lesionado

  • Incapacidad para mover el músculo lesionado

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.