Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fractura De Salter, Posible, Extremidad Inferior (Niños) [Salter Fracture, Possible, Lower Extremity, Child]

Su hijo podría tener una grieta o rotura (fractura) en el cartílago de crecimiento de un hueso de la cadera, la pierna o el pie. El cartílago de crecimiento es una zona cerca de cada extremo de los huesos largos, que existe en los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia para permitir el desarrollo de estos huesos a medida que el niño crece. Una vez que el desarrollo del hueso ha terminado, el cartílago de crecimiento se transforma en hueso sólido. Una fractura en el cartílago de crecimiento se conoce como fractura de Salter (o de Salter-Harris).

En condiciones normales, el cartílago de crecimiento no es visible en las radiografías. Por lo tanto, las fracturas del cartílago de crecimiento no se pueden ver en una radiografía a menos que el hueso cercano esté desplazado fuera de su sitio. El médico podría esperar una semana o más antes de hacer otra radiografía. Una vez transcurrido ese tiempo, si existe una fractura, el crecimiento del hueso será visible en la radiografía.

Si la segunda radiografía no muestra señales de fractura y el niño no siente dolor, probablemente no necesitará tratamiento. Si el niño tiene dolor y/o la segunda radiografía muestra que hay fractura, le pondrán una férula o un yeso en la pierna o el pie para mantener los huesos en su sitio mientras se curan. En algunos casos puede ponerse una bota especial en el pie, en lugar de la férula o el yeso. La férula, el yeso o la bota deben permanecer puestos hasta que el hueso haya sanado.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para el dolor. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo. No le dé aspirina al niño a menos que el médico le indique que lo haga.

Cuidados Generales:

  • Siga las instrucciones del médico sobre el uso de la pierna afectada durante el período entre radiografías y una vez que se haya confirmado o descartado la lesión.

  • Si la pierna está hinchada o tiene dolor, manténgala elevada. Siente o acueste al niño y coloque almohadas debajo de su pierna hasta que la lesión se encuentre elevada por encima del nivel del corazón. Haga esto tan a menudo como le sea posible.

  • Para controlar la hinchazón, el primer día aplique una compresa fría sobre la zona lesionada (una bolsa de plástico llena de hielo o una bolsa de chícharos congelados, envuelta en una toalla) durante 20 minutos cada 1 a 2 horas. Siga haciendo esto 3 a 4 veces al día durante los próximos 2 días, y luego según sea necesario.

  • Si el niño debe usar una férula o un yeso, cuídelos siguiendo las instrucciones que le hayan dado y no les ponga ningún tipo de talcos o lociones. Impida que el niño introduzca objetos en la férula o el yeso.

  • Mantenga la férula o el yeso completamente secos en todo momento. La férula o el yeso deben cubrirse con una bolsa de plástico y mantenerse fuera del agua mientras el niño se baña. Cierre el extremo superior de la bolsa con cinta adhesiva.

  • Anime al niño a mover los dedos del pie a menudo.

Programe una VISITA DE CONTROL con el médico según le indique el personal de atención médica. Las fracturas de los cartílagos de crecimiento suelen sanar sin problemas, pero es posible que le recomienden que el niño sea examinado por un especialista. Si lo remiten a un especialista, programe una cita sin demora.

Nota Especial Para Los Padres:

Los proveedores de atención médica están capacitados para determinar si las lesiones de este tipo en los niños pequeños podrían ser una señal de posible maltrato o abuso infantil. Es posible que varios proveedores de atención médica le hagan preguntas acerca de la manera en que su hijo se lesionó. Estas preguntas son obligatorias por ley para proteger a los niños. Por favor tenga paciencia y no se ofenda.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Empeoramiento de los síntomas (como hinchazón o dolor) mientras espera a que le hagan la segunda radiografía

  • Frío, coloración azulada, falta de sensibilidad u hormigueo en los dedos del pie en la pierna lesionada

  • Aumento de la hinchazón o del dolor después de que le pongan un yeso o una férula en la pierna o el pie

  • Le han puesto un yeso y éste se moja o se ablanda

  • Tiene algún problema con el yeso o la férula

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.