Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad Vascular Periférica [Peripheral Vascular Disease]

[image]

La enfermedad vascular periférica (EVP) es una afección en la que el flujo de sangre alas extremidades está reducido o bloqueado. Con mayor frecuencia se debe a la acumulación de grasa (colesterol y triglicéridos) en las paredes de las arterias (aterosclerosis) y suele afectar a una o ambas piernas. Cuando se estrechan o bloquean una o más arterias, los músculos no pueden obtener sangre y oxígeno suficientes. Es por esto que los síntomas aumentan con el esfuerzo muscular.

Aproximadamente la mitad de las personas con EVP no tiene síntomas. Aquellos con síntomas normalmente se quejan de dolor de piernas (una o ambas pantorrillas, muslos, caderas) durante el esfuerzo físico y mejoran cuando descansan. Esto se llama claudicación intermitente. En los casos más severos, el dolor puede incluso ocurrir durante el descanso (por ejemplo, a la noche cuando está durmiendo). Otros síntomas pueden incluir el entumecimiento, hormigueo o debilidad de las piernas; quemazón o dolor en los pies o dedos de los pies.

Los factores de riesgo para desarrollar la EVP incluyen:

  • Tener más de 50 años

  • La diabetes

  • Fumar

  • La hipertensión

  • La obesidad

  • Lípidos altos (grasas) en la sangre

  • Estilo de vida sedentario

Las personas con EVP tienen un riesgo más alto de lo normal de un ataque al corazón o al cerebro.

Cuidado En Casa:

  1. Si usted fuma, deje de fumar. Esto disminuirá sus síntomas y las posibilidades de que la enfermedad empeore. Únase a un programa para dejar de fumar o hable con su médico para que le ayude.

  2. A no ser que su médico le indique lo contrario, haga actividad física regular (como caminar vigorosamente) durante por lo menos 30 minutos al día.

  3. Siga una dieta baja en grasas y evite las comidas con mucho colesterol y grasas saturadas (carnes y productos lácteos) para ayudar a bajar el nivel de colesterol. Si la dieta y el ejercicio no ayudan a bajar el colesterol, hay ciertos medicamentos que pueden tratar este problema.

  4. Si tiene sobrepeso, hable con su médico sobre las estrategias para adelgazar.

  5. Controle la presión arterial alta.

  6. Si tiene diabetes, haga todo el esfuerzo por controlar el azúcar en su sangre. Pregúntele a su médico cómo monitorear su nivel de HbA1C, el cual es una medida de qué tan controlada está su azúcar en la sangre. Debe ser de menos de 7.0. El azúcar alto en la sangre durante un período largo de tiempo puede dañar los vasos  sanguíneos en los ojos, el corazón, el cerebro, los riñones y las piernas.

  7. Córtese las uñas de los pies regularmente y vigile las cortadas, raspaduras o llagas abiertas en sus pies. La EVP aumenta el riesgo de infección por este tipo de problemas.

Seguimiento

con su médico o de acuerdo con lo recomendado por nuestro personal.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Dolor en el pecho, el brazo, la parte superior de la espalda, el cuello, las mandíbulas o los hombros

  • Falta de aire

  • Mareos o desmayos

  • Dolor de cabeza repentino severo (“el peor dolor de cabeza de su vida”)

  • Dificultad con el habla o la visión, debilidad en un brazo o una pierna

  • Confusión, dificultad para caminar, pérdida del equilibrio

  • Dolor intenso repentino en una pierna o un pie

  • Enfriamiento, palidez o coloración azulada repentinos en una pierna o un pie

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.