Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Glaucoma, Ángulo Abierto (Crónico) [Glaucoma, Open Angle, Chronic]

El ojo es un órgano esférico (redondo) lleno de líquido y provisto de una lente en su parte frontal y una pantalla sensible a la luz en la parte posterior (la retina). El nervio óptico conduce las señales luminosas desde la retina hasta el cerebro y permite la visualización de imágenes. El fluido ocular está siendo constantemente producido dentro del ojo, y el exceso de líquido pasa a la sangre. 

El glaucoma de ángulo abierto es un trastorno en el que la presión del fluido ocular aumenta gradualmente y reduce el flujo de sangre al nervio óptico. Esto produce una pérdida gradual de visión, que puede progresar hasta la ceguera total si se deja sin tratar. La causa del glaucoma es desconocida.

El glaucoma de ángulo abierto no produce dolor. Los primeros síntomas pueden consistir en la pérdida de la visión periférica (a los lados). Ya que la mayoría de la gente no presta mucha atención a su visión periférica, es posible tener una gran pérdida en este tipo de visión sin notarlo. La pérdida de visión es permanente.

El glaucoma de ángulo abierto puede tratarse con gotas, cirugía y algunas veces con pastillas, para reducir la presión dentro del ojo. Normalmente el tratamiento logra mantener la presión baja y previene la pérdida de visión adicional. Sin embargo, este trastorno no tiene cura. Usted deberá recibir tratamiento durante el resto de su vida. Es muy importante que haga visitas de control con su oftalmólogo (oculista) para determinar cómo está respondiendo a los medicamentos.

Cuidados En La Casa

  1. Tome los medicamentos recetados exactamente como le indiquen.

  2. El ojo necesita ciertas vitaminas y minerales para una buena salud, especialmente vitamina A, C y E, así como zinc y cobre. Siga una alimentación sana con abundantes frutas y verduras para asegurar que recibe estos nutrientes en cantidad suficiente. Si tiene dificultad para seguir una alimentación equilibrada, considere la posibilidad de tomar suplementos vitamínicos y minerales.

  3. Beba 6-8 vasos de agua espaciados durante el curso del día. Beber demasiado de una sola vez (más de un cuarto de galón) puede aumentar la presión ocular.

  4. Limite la cantidad de cafeína que toma.

  5. El ejercicio regular (3 veces por semana) puede ayudar a reducir la presión ocular. Evite las posiciones en las que la cabeza esté por debajo del nivel de la cintura (como al doblarse), ya que esto aumentará la presión ocular. Pida a su médico que le recomiende un programa de ejercicio adecuado para usted.

  6. Proteja sus ojos. Una lesión en los ojos puede causar un aumento de la presión ocular. Use anteojos de seguridad cuando practique deportes o al utilizar maquinaria o manipular productos químicos.

Programe una VISITA DE CONTROL con su oculista, o según le indique nuestro personal médico. Las visitas periódicas al oculista ayudarán a asegurar que el tratamiento le está ayudando a mantener la presión ocular a un nivel que no resulte peligroso. NOTA: Ya que el glaucoma de ángulo abierto suele ser hereditario, los miembros de su familia mayores de 40 años deberán ser examinados por un oculista.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Aumento de la pérdida de visión periférica

  • Visión borrosa

  • Dolor o enrojecimiento en los ojos

  • Dolor de cabeza muy fuerte

  • Halos irisados alrededor de las luces

  • Pérdida repentina de la visión

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.