Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fractura De Nariz Y Contusión Nasal [Fractured Nose Vs Contusion (No X-Ray)]

Los resultados de su examen de hoy indican que usted tiene una contusión nasal (hinchazón y amoratamiento) o posiblemente una fractura menor en la nariz. Cualquiera de ambas condiciones produce dolor, hinchazón y congestión nasal. Algunas veces también puede producir sangrado de la nariz. Es normal que haya amoratamiento alrededor de los ojos al día siguiente.

Una fractura menor del hueso de la nariz (sin partes del hueso fuera de su sitio) no es una condición seria y se trata de la misma forma que una contusión.

Una contusión en la nariz se curará en una semana aproximadamente. Una fractura menor se curará en unas 3-4 semanas, sin necesidad de tratamiento adicional.

Una fractura nasal que produzca un cambio en la forma de la nariz requerirá el enderezamiento de los huesos nasales (reducción) por parte de un otorrinolaringólogo (un médico especialista en problemas de la nariz). Si su nariz está torcida después de que la hinchazón haya bajado, probablemente tenga una fractura. De todas formas, el tratamiento de una fractura nasal no suele iniciarse hasta que la hinchazón haya bajado. Por lo tanto, no pierde nada con esperar. De hecho, esto puede dar mejores resultados, ya que el médico puede ver cuándo la nariz está en la posición correcta.

Cuidados En La Casa:

  1. El primer día, aplique una bolsa de hielo (cubitos de hielo en una bolsa de plástico envuelta en una toalla) sobre la zona lesionada durante 20 minutos cada 1-2 horas. Continúe aplicando bolsas de hielo 3-4 veces al día durante los dos días siguientes, y luego según lo necesite para aliviar el dolor y la hinchazón.

  2. Avise al médico si está tomando aspirina o anticoagulantes (coumadin), ya que estos promueven la hemorragia. Es posible que deban ajustarle la dosis.

  3. Puede usar acetaminofén (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin o Advil) para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [NOTA: Si tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.] Hable con su médico si está tomando aspirina o anticoagulantes (coumadin), ya que estos promueven la hemorragia. Es posible que deban ajustarle la dosis.

  4. Evite el alcohol y los líquidos calientes durante los próximos dos días. El alcohol y los líquidos calientes en la boca pueden dilatar los vasos sanguíneos de la nariz y provocar sangrado.

  5. Evite sonarse la nariz durante los primeros dos días. Después, suénese suavemente para no producir sangrado.

  6. No practique deportes de contacto en las próximas cuatro semanas a menos que pueda proteger la nariz de la posibilidad de nuevas lesiones. Existen máscaras faciales personalizadas que puede adquirir para este fin.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico según le hayan indicado. Si su nariz está torcida o si sigue teniendo dificultad para respirar a través de uno o ambos lados de la nariz una vez que la hinchazón haya bajado, llame a su otorrino (especialista de nariz) y programe una cita. Si tiene dificultad para obtener una cita con el otorrino, llame a su médico de atención primaria o regrese aquí. Si hay una fractura y los huesos están fuera de su sitio, deberán hacerle una reducción 6-10 días después de la lesión si se trata de un adulto; o 3-7 días después de la lesión si se trata de un niño. Después de ese plazo resulta más difícil colocar los huesos en su posición correcta.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Sangrado de la nariz que no puede controlarse cerrando la nariz con los dedos durante 15 minutos

  • Hinchazón, dolor o enrojecimiento crecientes en la cara

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica

  • Incapacidad de respirar por ambos lados de la nariz después de que la hinchazón haya bajado

  • Dolor en los senos nasales

  • Vómito persistente

  • Mareos o dolor de cabeza intensos o en aumento

  • Somnolencia inusual o incapacidad para despertarse como de costumbre

  • Confusión o cambios de comportamiento o del habla

  • Convulsiones

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.