Influenza (Child) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Gripe [Influenza: Child]

La gripe es una enfermedad causada por un virus que afecta las vías respiratorias en los pulmones. Es diferente del catarro o resfriado común y es muy contagiosa. Puede propagarse por el aire al toser o estornudar, o bien por contacto directo (al tocar a una persona enferma y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca). La enfermedad comienza de 1 a 3 días después de la exposición al virus y dura 1 o 2 semanas.

Los síntomas incluyen cansancio extremo, fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza y tos seca. Normalmente no se necesitan antibióticos a menos que surjan complicaciones (como una infección de oídos o neumonía).

Cuidados En La Casa:

  • LÍQUIDOS: La fiebre aumenta la pérdida de agua del cuerpo. Para los niños menores de 1 año, continúe con el horario de alimentación normal (fórmula o amamantamiento). Entre cada alimentación, dele al niño una solución oral rehidratante (tales como Pedialyte, Infalyte  o Rehydralyte, disponibles sin receta en los supermercados y en las farmacias). Si el niño es mayor de 1 año, dele abundantes líquidos como agua, jugo de fruta, agua Jell-O, 7-Up, ginger-ale, limonada, Kool-Aid o helados de jugo.

  • ALIMENTACIÓN: Si el niño no quiere comer alimentos sólidos, esto no es grave durante algunos días, siempre y cuando beba abundantes líquidos.

  • ACTIVIDAD: Los niños con fiebre deben quedarse en casa, descansando o jugando tranquilamente. Anime al niño a dormir con frecuencia. Su hijo puede regresar a la guardería o a la escuela una vez que la fiebre haya desaparecido por lo menos durante 24 horas y el niño esté comiendo bien y sintiéndose mejor.

  • SUEÑO: Los períodos de insomnio e irritabilidad son comunes. Un niño con congestión duerme mejor si tiene la cabeza y el tórax elevados, bien sea apoyándose en almohadas o con la cabecera de la cama elevada sobre un bloque de 6 pulgadas de altura. Los bebés pueden dormir en un asiento de seguridad (para el auto) colocado sobre la cama.

  • TOS: La tos es parte normal de esta enfermedad. Puede resultar útil colocar un humidificador de niebla fría (cool mist humidifier ) junto a la cama. No se ha comprobado que los medicamentos de venta sin receta para la tos y el resfriado den mejores resultados que un placebo (jarabe dulce que no contiene medicamento). Sin embargo, éstos pueden producir efectos secundarios graves, especialmente en bebés menores de 2 años. Por lo tanto, no dé estos medicamentos de venta sin receta para la tos y los resfriados a niños menores de 6 años a no ser que su médico específicamente los haya recomendado. No exponga a su hijo al humo del cigarrillo. Eso puede agravar la tos.

  • CONGESTIÓN NASAL: Succione la nariz del bebé con una pera de goma. Puede poner 2-3 gotas de solución salina para la nariz (agua salada) en cada orificio nasal antes de succionar, a fin de facilitar la extracción de las secreciones. Las gotas nasales pueden comprarse sin receta. También puede prepararlas usted mismo disolviendo 1/4 de cucharadita de sal en 1 taza de agua.

  • FIEBRE: Use acetaminofén (Tylenol) para aliviar la fiebre, el nerviosismo o el malestar a no ser que le hayan recetado otro medicamento. En niños mayores de 6 meses puede usar ibuprofeno (como Motrin infantil) en vez de Tylenol. [NOTA: Si el niño tiene una enfermedad hepática o renal crónica, o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal o sangrado gastrointestinal, consulte con su médico antes de darle estos medicamentos.] (La aspirina no debe usarse nunca en personas menores de 18 años enfermas con fiebre, ya que puede causar daños graves al hígado.)

Programe una VISITA DE CONTROL según le indique el personal médico.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) tomada oralmente o de 101.4°F (38.5°C) tomada rectalmente, o más alta, que no mejora con medicamentos para la fiebre.

  • Respiración rápida (desde las 6 semanas a los 2 años: más de 45 respiraciones por minuto. De 3 a 6 años: más de 35 respiraciones por minuto. De 7 a 10 años: más de 30 respiraciones por minuto. Mayores de 10 años: más de 25 respiraciones por minuto).

  • Dolor de oídos, sinusitis, rigidez o dolor en el cuello, dolor de cabeza, diarrea o vómito persistentes

  • Nerviosismo inusual, somnolencia o confusión

  • Ausencia de lágrimas al llorar, ojos “hundidos” o boca seca; no moja pañales durante 8 horas si es un bebé o menor cantidad de orina si es un niño mayor

  • Aparición de un salpullido

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.