Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Control de la fiebre (Niño) (Fever Control, Child)

La fiebre (fever) es una reacción natural que el cuerpo tiene ante una enfermedad. La alta temperatura (fiebre) por sí sola no suele ser dañina. En realidad, ayuda a que el cuerpo pueda luchar contra las infecciones. No necesita tratar la fiebre a menos que su hijo se sienta mal y se note que está enfermo.

Cuidados en la casa

Si al tocar a su hijo, lo siente caliente, tómele la temperatura:

  • Si tiene menos de tres meses de edad, tómele la temperatura rectal [en el recto] (rectal temperatura).

  • Si tiene entre tres meses y cuatro años, tómele la temperatura rectal o en el oído (ear temperatura).

  • Si tiene más de cuatro años, tómele la temperatura oral [en la boca] (oral temperatura) o en el oído.

Nota: La temperatura tomada en el oído no es tan precisa como la temperatura rectal o la temperatura oral, pero es más fácil de medir. No debería usar otros elementos, como las cintas plásticas (plastic strips) o los chupones con termómetro (pacifier thermometers) porque tienen aún menos precisión. Si no sabe cómo utilizar un termómetro (thermometer), pregunte a una enfermera o al farmacéutico.

Medicamentos para la fiebre 

Vigile cómo se comporta y cómo se siente su hijo. No necesita darle medicamento para la fiebre si está activo y alerta, y también come y bebe sin problemas. 

Puede darle acetaminofén (acetaminophen) cada cuatro a seis horas si su hijo:

  • Se vuelve cada vez menos activo.

  • Se nota enfermo, por cómo se ve y cómo actúa.

  • Tiene una temperatura de 100.4ºF (38.ºC) rectal o en el oído, o una temperatura de 101.4ºF (38.3ºC) oral, o superior.

Si su hijo no puede tragar el medicamento, o no logra mantenerlo en el estómago, solicite a su farmacéutico que le dé supositorios de acetaminofén, que puede comprar sin receta.

Si su hijo tiene seis meses o más, puede darle ibuprofeno para niños (children’s ibuprofen) si la fiebre:

  • Es de 104.0ºF (40.0ºC) rectal o de 103.0ºF (39.4ºC) oral o en el oído, o superior.

  • No baja con Tylenol al cabo de una hora.

Si eso resulta, entonces, siga dándole ibuprofeno cada seis a ocho horas.

Según la afección médica que tenga su hijo, pregúntele al proveedor de atención médica si debería despertar a su hijo para darle el medicamento para la fiebre. Es importante que su hijo duerma porque eso lo ayudará a sentirse mejor.

Siga estos consejos para darle el medicamento:

  • Lea la etiqueta antes de darle el medicamento para la fiebre. Esto es para asegurarse de que le está dando la dosis correcta. La dosis debería ser la adecuada para la edad y el peso de su hijo.

  • Si su hijo toma otro medicamento, consulte la lista de ingredientes. Fíjese si dice acetaminofén o ibuprofeno. De ser así, dígale al proveedor de atención médica antes de darle el medicamento a su hijo, a fin de evitar una posible sobredosis.

  • Si su hijo tiene menos de dos años, hable con el proveedor de atención médica de su hijo para saber cuál es el medicamento adecuado para él y cuánto tiene que darle.

  • No use aspirina (aspirin) en un niño menor de 18 años que esté enfermo con fiebre porque puede provocarle graves daños en el hígado (liver damage).

Una vez que la fiebre esté controlada, siga dándole acetaminofén o ibuprofeno. Use el medicamento que funcione mejor con su hijo.

Mantenga a su hijo vestido con ropa liviana, para ayudar a que pueda liberar el exceso de calor que tiene en el cuerpo. Si viste a su hijo con mucha ropa o lo envuelve con mantas, la fiebre aumentará.

La fiebre hace que el cuerpo pierda agua. Si el niño tiene menos de un año de edad, siga dándole su alimentación habitual (fórmula o el pecho) y, entre comida y comida, dele la solución de rehidratación oral (oral rehydration solution), que puede comprar en el supermercado o en una farmacia sin receta. Si el niño tiene un año o más, dele abundante cantidad de líquidos. Los líquidos buenos que puede darle son, por ejemplo, agua, jugo, gelatina hecha con agua, gaseosas sin cafeína, ginger-ale, limonada, bebidas frutales y helados de jugo de fruta.

Visitas de control

Programe una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo si el niño no mejora después de 48 horas.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Obtenga atención médica de inmediato si algo de lo siguiente ocurre:

  • Su hijo tiene tres meses o menos y tiene una fiebre de 100.4ºF (38ºC) rectal, o superior. Busque atención médica inmediatamente porque la fiebre en los bebés pequeños puede ser signo de una infección peligrosa.

  • Su hijo tiene más de tres meses y la fiebre no se alivia al cabo de tres días de estar dándole el medicamento para la fiebre.

  • Respira en forma acelerada (fast breathing): En un bebé recién nacido o de hasta seis semanas: más de 60 respiraciones por minuto. En un bebé de seis semanas a dos años: más de 45 respiraciones por minuto. En un niño de tres a seis años: más de 35 respiraciones por minuto. En un niño de siete a diez años: más de 30 respiraciones por minuto. En un niño de más de diez años: más de 25 respiraciones por minuto.

  • Dolor de oído, dolor en los senos paranasales, dolor o rigidez en el cuello, dolor de cabeza, diarrea (diarrhea) o vómito (vomiting) persistente.

  • Su hijo está inusualmente nervioso, somnoliento o confundido, o tiene convulsiones (seizures).

  • Salpullido (rash) o manchas púrpuras en la piel.

  • Signos de deshidratación: no ha mojado los pañales en ocho horas, no tiene lágrimas cuando llora, tiene los ojos “hundidos” o la boca seca.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.