Domestic Violence - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Violencia Doméstica [Domestic Violence]

Si usted es víctima de violencia doméstica (agresión física o sexual, o amenazas de agresión) es posible que se sienta confusa, asustada, triste, enojada o avergonzada. Pero recuerde que no está sola. Desafortunadamente, lo que le ocurrió a usted es muy común. Una vez que ha comenzado, la violencia doméstica no suele desaparecer sin ayuda. Tiende a empeorar y a hacerse más frecuente con el tiempo.

Hay personas que pueden ayudarle. Si desea empezar a hablar acerca de este problema o necesita un lugar seguro adonde quedarse, o asesoría legal, comuníquese con nuestro personal para que lo pongan en contacto con la persona adecuada. La violencia doméstica es un delito y, como víctima, usted tiene ciertos derechos legales. Si la policía no se ha implicado todavía en este caso, considere la posibilidad de llamarlos para que le ayuden. También puede obtener una orden judicial prohibiendo a su pareja que se ponga en contacto con usted de cualquier modo (bien sea en persona o por teléfono). Comuníquese con un programa local de violencia doméstica o un abogado para obtener más información.

Antes De Salir De Aquí:

1) Decida si puede regresar a casa sin peligro. De no ser así, informe a nuestro personal para que nos pongamos en contacto con uno de los recursos locales o le ayudemos a concertar su estadía con un amigo o familiar.

Cuando Llegue A Casa:

1) Establezca de antemano un “Plan de escape”. Sepa exactamente adónde podría ir incluso en mitad de la noche.

2) Prepare un “maletín de noche” en caso de que tenga que dejar la casa de forma precipitada. Escóndalo usted misma o déselo a una amiga o amigo para que lo guarde. Este maletín debe incluir lo siguiente:

-- Artículos de baño, medicamentos, un juego de llaves extra de la casa y el auto, un cambio de ropa y un juguete especial para cada niño

-- Dinero en efectivo, cheques o la libreta de la cuenta de ahorros

-- Documentos importantes como las tarjetas del seguro social, certificados de nacimiento, tarjetas de residente, pasaportes, permiso de trabajo y cualquier otro documento de inmigración, tarjetas médicas, permiso de conducir, título de propiedad del auto, evidencia de seguro del auto, etc.

3) Si siente que su seguridad personal está en peligro, salga de la casa aunque no haya podido preparar lo anterior.

Llamar A La Policía:

Cuando alguien la ha lesionado o incumplido cualquier tipo de orden judicial de alejamiento, o una orden de protección de emergencia, haga lo siguiente:

1) Llame a la policía: use el 911 si se trata de una emergencia. Dígales que se encuentra en peligro y que necesita ayuda inmediatamente. Hágales saber si tiene una orden judicial contra su agresor. Si la policía no llega pronto, llame de nuevo y diga “esta es mi segunda llamada”. Tome nota de la hora y la fecha de su(s) llamada(s) y las personas con quien habló.

2) Cuando llegue la policía, dígales solamente lo que hizo el agresor. Describa sus lesiones, cómo se produjeron, si hubo uso de armas o si el agresor violó una orden judicial de alejamiento o protección. Pida a la policía que preparen un informe y que le den el número del mismo.

3) Si no tiene una orden judicial de alejamiento para su agresor, pida al policía que le dé una ORDEN DE PROTECCIÓN DE EMERGENCIA. Esta es una orden que puede protegerla hasta que obtenga una ORDEN JUDICIAL DE ALEJAMIENTO.

4) Obtenga siempre los nombres y números de identificación de los policías que la atienden. Si tiene dificultades con un policía, puede quejarse a su superior.

Arresto:

1) Si el agresor ha sido arrestado y llevado a la comisaría, probablemente será puesto en libertad, con o sin fianza, hasta el día de la audiencia. Esto puede tardar sólo algunas horas. Utilice este tiempo para ir a un lugar seguro. Solicite que una de las condiciones para la puesta en libertad del agresor sea que no se acerque a usted.

Sin Arresto:

1) Si la policía se niega a arrestar al agresor, usted puede solicitar que hagan un “ARRESTO CIVIL PRIVADO”. Dígales a los policías que usted teme que el atacante volverá y le hará daño si no lo arrestan.

2) Llame al Fiscal del Distrito o al Departamento de Policía para obtener información sobre cómo debe tramitar su queja.

Para más información, llame a la Línea telefónica de violencia doméstica al 1-800-799-SAFE (1-800-7233) o vea sus páginas de internet en www.ndvh.org.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.