Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor En La Pared Torácica:“Costocondritis” [Chest Wall Pain: "Costochondritis"]

El dolor que usted ha tenido hoy es provocado por "costocondritis" (Costochondritis). Esta afección se debe a una inflamación del cartílago que une las costillas con el esternón. No se debe a problemas del corazón o los pulmones. Si bien no se conoce la causa exacta de la costocondritis, suele presentarse en momentos de estrés emocional (emotional stress). Puede ser dolorosa, pero no es peligrosa. Suele desaparecer en una o dos semanas, aunque puede volver a aparecer. En raras ocasiones, una enfermedad más seria puede causar síntomas similares a los de la costocondritis. Por ello, preste atención a las advertencias descritas a continuación.

Cuidados En La Casa:

  1. Si cree que el estrés emocional es la causa de su malestar, intente identificar qué origina ese estrés (stress). Quizás no sea obvio. Aprenda técnicas que le ayuden a manejar el estrés de la vida diaria: ejercicios regulares, relajación muscular, meditación o, simplemente, tomarse más tiempo para usted mismo. Para obtener más información sobre esto, consulte a su médico o vaya a la librería del lugar donde usted vive y vea los diferentes libros y cintas que hay disponibles sobre “reducción del estrés” (stress reduction).

  2. Puede usar acetaminofén (acetaminophen) [Tylenol] o ibuprofeno (ibuprofen) [Motrin o Advil] para controlar el dolor, a menos que le hayan recetado otro medicamento. [ NOTA: Si tiene una enfermedad hepática (liver disease) o ha tenido alguna vez una úlcera estomacal (stomach ulcer), consulte con su médico antes de tomar estos medicamentos.]

  3. Puede usar calor (compresas húmedas calientes o una almohadilla térmica) acompañado o no de cremas analgésicas locales (local analgesic creams) [Deep Heat Rub, Ben Gay] para ayudar a aliviar el dolor.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico según le hayan indicado, o antes si no empieza a sentirse mejor durante los próximos dos días.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Un cambio en el tipo de dolor: se siente diferente, se ha vuelto más fuerte, dura más o se esparce al hombro, el brazo, el cuello, la mandíbula o la espalda.

  • Dificultad para respirar o más dolor al respirar.

  • Debilidad, mareo o desmayo.

  • Tos con expulsión de esputo (flema [phlegm]) de color oscuro o con sangre.

  • Dolor en el abdomen.

  • Materia fecal de color negruzco o rojizo oscuro.

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o como le haya indicado su proveedor de atención médica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.