Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Parálisis De Bell [Bell's Palsy]

La parálisis de Bell es un problema que afecta el nervio que controla los músculos de un lado de la cara. La causa es desconocida, pero puede estar relacionada con la inflamación de dicho nervio. La mayoría de las personas con este problema se recuperan completamente en 3-6 meses.

Los síntomas en el lado afectado de la cara pueden incluir los siguientes: incapacidad de cerrar el párpado superior, exceso de lágrimas, cara “caída” y boca asimétrica, babeo, entumecimiento o dolor en la cara, cambios en el sentido del gusto (sabor) y sensibilidad excesiva al sonido.

El mayor problema es la posibilidad de lesiones en el ojo. Ya que usted no puede pestañear normalmente, debe proteger el ojo de las partículas del polvo, el viento, etc. Además, puesto que las lágrimas no pueden lubricar el ojo sin pestañear, existe el riesgo de que la córnea (la parte anterior del ojo a través de la cual se ve el iris) se seque y dé lugar a una úlcera. Esto podría afectar la visión de forma permanente.

Cuidados En La Casa:

  1. Use lágrimas artificiales (Artificial Tears) con frecuencia durante el día y al acostarse para prevenir el resecamiento. Estas gotas están disponibles sin receta en las farmacias.

  2. Use gafas protectoras, especialmente en el exterior, para protegerse de las partículas en movimiento en el aire.

  3. Al acostarse, cierre el párpado con cinta adhesiva de papel (disponible en las farmacias). Este tipo de cinta tiene un adhesivo muy suave para evitar lesionar el párpado. Esto le ayudará a protegerse de las lesiones en el ojo mientras duerme.

  4. Algunas veces se recetan medicamentos para reducir la inflamación o para tratar infecciones virales específicas en el nervio. Si le recetan medicamentos, tómelos siguiendo exactamente las indicaciones que le hayan dado.

Programe una VISITA DE CONTROL con su médico o con un otorrinolaringólogo en las próximas dos semanas.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Enrojecimiento del ojo o secreción de pus en el ojo.

  • Cambios en la visión o dolor en el ojo

  • Aparición de dolor de cabeza, dolor de cuello, fiebre u otros síntomas sin causa aparente.

  • Dificultad para hablar o caminar

  • Debilidad en un brazo o una pierna

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.