Atelectasis - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Atelectasia [Atelectasis]

Los pulmones tienen multitud de pequeñas bolsas de aire que se llenan con cada respiración. Estas bolsas de aire permiten que el oxígeno que usted respira entre en el torrente sanguíneo. La atelectasia es una afección en la que algunos de las bolsas de aire se han cerrado de manera que no hay ningún movimiento de aire en esa parte del pulmón. Esto puede provocar un descenso en los niveles de oxígeno.

La atelectasia puede ser causada por alguno de los siguientes factores:

  • Reposo prolongado en la cama

  • Patrón de respiración superficial

  • Sedación pesada

  • Obesidad

  • Un objeto extraño en uno de los pasajes de aire

  • Un tumor (benigno o maligno) que hace presión sobre un pasaje de aire

  • Dolor en el pecho o en el abdomen debido a una cirugía, una lesión u otra posible causa que pueda limitar la capacidad de toser y respirar profundamente.

El tratamiento para la atelectasia depende de la causa de la misma.

Cuidado En Casa

  • Si su atelectasia se debe al reposo en cama, sedación, respiración superficial u obesidad, para ayudar a aumentar el flujo de aire a sus pulmones y expandir nuevamente los sacos de aire haga lo siguiente.

    • Si le dieron un aparato espirómetro de incentivo para respirar (“Triflow”), úselo como le indicaron.

    • De lo contrario, tome cuatro inspiraciones profundas cada 1-2 horas mientras esté despierto. A medida que exhale, frunza sus labios como si estuviera inflando un globo o un guante de goma. (De ser posible de hecho infle un globo o un guante de goma.)

  • Si la atelectasia se debe a otras causas, siga las indicaciones de su médico para el cuidado en casa.

Seguimiento

con su médico o de acuerdo a lo indicado por nuestro personal.

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • Falta de aire

  • Dolor de pecho que empeora al respirar

  • Tos con congestión o esputo coloreado o sanguinolento (con sangre)

  • Mareo, debilidad o desmayos

  • Desarrollo o empeoramiento de dolor abdominal

  • Fiebre por encima de los 100.4°F (38.0°C)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.