Angina, Stable - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Anginaestable [Angina, Stable]

El malestar que usted experimentó hoy en el pecho parece estar relacionado con su corazón: una enfermedad llamada angina. La angina es un dolor que se siente en el corazón debido a que la sangre no circula bien debido a un bloqueo de placa en uno o más de los pequeños vasos que llevan oxígeno hasta el músculo mismo del corazón. La placa es el material graso hecho de colesterol y otras partículas que se acumulan en la pared interna de las arterias.

El ejercicio físico, una mayor actividad, un malestar emocional o el estrés pueden provocar este dolor. Con el tratamiento adecuado y los cambios necesarios en el estilo de vida para reducir los factores de riesgo, la mayoría de la gente que tiene angina puede llevar una vida plena y activa.

La angina no es un ataque al corazón. Pero, si el dolor de angina es grave o prolongado, puede ocasionar un infarto. Su angina se encuentra controlada en este momento; por lo tanto, ya puede irse a casa sin peligro.

Cuidados En La Casa:

  • Descanse hoy en casa y evite toda actividad agotadora.

  • Tome el medicamento para el dolor del pecho (por lo general nitroglicerina) exactamente como se lo recetaron. Lleve la nitroglicerina con usted todo el tiempo.

  • Cuando vaya a tomar la nitroglicerina para aliviar la angina, siéntese o recuéstese. Este medicamento puede provocarle mareo.

    • Coloque una tableta debajo de la lengua, entre el labio y la encía o entre la encía y la mejilla. Deje que la tableta se disuelva por completo; no trague o mastique la tableta.

    • Si usa un espray, rocíe una vez en o debajo de la lengua. No lo inhale. Cierre la boca y espere unos segundos antes de tragar.

    • Después de tomar una tableta o rociarse una vez, siéntese durante 5 minutos.

    • Si la angina desaparece por completo, descanse un momento y continúe su rutina normal.

    • Si la angina continúa o empeora, LLAME AL 911 de inmediato. No se tarde. ¡Podría estar teniendo un ataque al corazón!

    • Después de que llame al 911, tome una segunda tableta o rocíese por segunda vez.  Espere otros 5 minutos. Si la angina aún no desaparece, tome una tercera tableta o rocíese por tercera vez. No tome más de 3 tabletas o se rocíe más de 3 veces en el transcurso de 15 minutos. Permanezca en el teléfono con el 911 por si requiere otras instrucciones.

Nota: Su proveedor de atención médica podría darle instrucciones ligeramente diferentes. Si es así, sígalas cuidadosamente.

Prevención

  • Aprenda a medirse la presión arterial. Lleve registro de esas mediciones. Solicite a su médico que le explique qué valores indican la necesidad de buscar atención médica.

  • Mantenga un peso saludable. Busque ayuda para bajar los kilos de más que pueda tener.

  • Reduzca el consumo de sal.

    • Limite el consumo de alimentos enlatados, deshidratados, envasados y las comidas rápidas.

    • No agregue sal a las comidas en el momento de comerlas.

    • Sazone las comidas con hierbas en lugar de usar sal al cocinar.

  • Comience un programa de ejercicios. Pida a su médico que le aconseje cómo comenzar. Actividades simples, como caminar o trabajar en el jardín, pueden serle de mucho beneficio.

  • Deje de fumar. Inscríbase en un programa antitabaco para tener mayores probabilidades de lograrlo.

  • Evite situaciones estresantes. Aprenda alguna técnica que le permita controlar el estrés.

Haga Seguimiento

con su médico, según se le haya indicado.

[NOTA: Si le han tomado una radiografía o un electrocardiograma, éstos serán evaluados por un especialista. Le informarán de los nuevos hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita.]

Busque Prontamente Atención Médica

si algo de lo siguiente ocurre:

  • El dolor es recurrente y no se alivia con la dosis habitual de nitroglicerina.

  • Dificultad para respirar o más dolor al respirar.

  • Angina con debilidad, mareos, desmayos, mucho sudor, náuseas o vómito.

  • Un cambio en el tipo de dolor:

    • Se siente diferente

    • Se ha vuelto más fuerte

    • Dura más o aparece con más frecuencia

    • Se ha esparcido a otras zonas (hombro, brazo, cuello, mandíbula o espalda)

    • Con menos ejercitación o esfuerzo, el dolor ya aparece.

  • Gran somnolencia, confusión

  • Mareos o vértigo (mareo con la sensación de estar dando vueltas)

  • Debilidad de un brazo o pierna, o de un lado de la cara.

  • Dificultades para hablar o ver.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.